Cinco médicos menos en la sanidad rural en lo que queda de año

Cinco médicos menos en la sanidad rural en lo que queda de año

Noticias Aranda

Continúan los problemas en materia de sanidad pero en esta ocasión con la posible baja de cinco médicos en pueblos de la comarca ribereña por jubilación. El caso de Hontangas es uno de muchos que se unen a los problemas en materia de sanidad dentro del ámbito rural. Localidades que han visto mermada la atención sanitaria en cuanto al número de días debido a la ausencia del médico titular. Una plaza que en consecuencia tiene que ser cubierta por otros profesional que se carga de trabajo. Pero la situación, lejos de solucionarse, parece que va a agravarse con las jubilaciones, como en el caso de localidades como Gumiel de Izán, Villalba y otros tres municipios. «Sabemos que hay personas que podrían haberse jubilado ya pero que están retrasándolo porque saben la situación en la que se quedarían los vecinos», aseguraban el procurador en las Cortes José Ignacio Delgado.

Debido a ello, desde la formación naranja han presentado esta misma tarde dos preguntas parlamentarias a las Cortes. La primera de ellas se debe a la preocupación del procurador por saber si la Junta y, concretamente la consejería de Sanidad tiene algún plan para hacer frente a la jubilación de estos profesionales de tal manera que se sigan atendiendo las necesidades de los vecinos.

La segunda de ellas, también relacionada con el tema de la sanidad. Pero en este caso se centra la atención, una vez más, en el servicio de urgencias del hospital Santos Reyes. «Estamos en una época del año en la que hay muchas gripes», aseguraba Delgado, y ponía en grito en el cielo por la respuesta por parte de esta consejería en cuánto al número de urgencias registradas en los meses estivales. Y es que Ciudadanos presentó una pregunta para saber si en la administración se tenía un recuento de las personas atendidas en el servicio de urgencias arandino. La consejería ha contestado asegurando que no ha habido problemas en esta área algo que enfadaba al procurador y tachaba de «mentira». Argumentaba esta última aseveración explicando algún caso de principios de noviembre. «Sabemos que se atendieron a las diez de la noche casos que estaban esperando en urgencias desde las doce del mediodía», zanjaba visiblemente contrariado.

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies