EV No dejamos ni una fiesta y en esta ocasión nos movemos hasta Villalbilla de Gumiel y es que nos han recibido con una misa, una tradicional procesión y unos cuantos bailes que no se pueden perder: