Enoduero espera que no haya más sorpresas climatológicas para poder salvar la cosecha

Informa: Maria Gómez

enoduero-heladas

La Asociación Enológica de la Ribera del Duero, Enoduero, ha analizado el estado del viñedo, dos meses después de una de las peores heladas de la historia de la Denominación de Origen. Miguel Ángel Ortega, portavoz del colectivo, asegura que la segunda brotación se está desarrollando con irregularidad y eso puede afectar, a la evolución y a la maduración de la uva. Y es que, aunque en mayo llovió bastante, va todo muy retrasado. Enoduero confía en que no haya más sorpresas, por ejemplo, en forma de lluvia con granizo, y que en septiembre haga bueno. La parte positiva llega al analizar el estado actual del viñedo. Miguel Ángel señala que está sano y si todo va bien no hay por qué tener problemas ni de Mildiu ni de Oidio. Lo que está claro es que la helada del día 27 de abril condicionará la cosecha con una merma que afectará a la mitad de la producción.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies